¿Por qué firmar electrónicamente?

You are here:  Home / Sala de Prensa / Artículos / ¿Por qué firmar electrónicamente?
  • ¿Por qué firmar electrónicamente?-image-2

¿Por qué firmar electrónicamente?

¿Por qué firmar electrónicamente?


Mi hija tiene 9 años y hasta que cumplió 8, me traía sus cuadernos para firmar sus tareas; cuando ya no lo hizo pensé que “las políticas” del nuevo grado eran diferentes. Un día de agosto revisé su cuaderno y me alegró la vista su bien lograda caligrafía pero ahí estaba “mi firma” al pie de cada tarea o al menos muy similar a mi rúbrica; evidentemente yo sabía que no era real pues yo no había firmado. Cuando le pregunté a la pequeña me contestó: “Quise evitarte el tedio, te he visto muy ocupado y tu firma es muy fácil de hacer”.

Esta anécdota revela un hecho importante: Los autógrafos “con puño y letra” se pueden suplantar, pueden “remedarse” y habrá quien efectúe ese remedo con mayor prolijidad que mi niña, al punto de tener que recurrir judicialmente a un grafólogo para dirimir por ejemplo: herencias, testamentos, etc. En el campo frondoso de los negocios, una firma puede ser la diferencia entre un robusto emprendimiento, con procesos confiables y controlados o un marchito desastre financiero. Una firma electrónica, que dicho sea de paso, es completamente legal en el marco de la legislación ecuatoriana desde el 17 de Abril de 2002, no puede suplantarse, no puede repudiarse, nos brinda una seguridad sobre el contenido que fue firmado y sobre la integridad del documento que nos es mostrado.


Durante la Pandemia que estamos viviendo por el COVID 19, la demanda de la firma electrónica ha crecido exponencialmente y se explica en varios eventos: desde el pequeño emprendedor que quiere activarse legalmente sacando un RISE o el RUC, lo cual puede hacerlo en línea con la firma electrónica por medio de una plataforma pública denominada Quipux hasta el que suscribe una Póliza a Plazo Fijo en un Banco que no posee agencia física en su ciudad pero ofrece servicios en forma digital en línea y le da un atractivo interés para su inversión. Así también, las empresas y personas que participan en procesos de compras públicas usan la firma electrónica para poder subir sus ofertas sin tener que viajar desde la ubicación de su oficina matriz, por ejemplo: desde Galápagos hasta el sitio donde es requerido su servicio o producto, la ciudad de Loja.


Por consiguiente, grandes son los beneficios que da la Firma Electrónica, las distancias y los tiempos se reducen dramáticamente en beneficio del flujo de caja; los procesos internos en una empresa grande o en una Pyme se aceleran; el uso del papel disminuye; las impresoras van perdiendo relevancia, ya nadie quiere retornar a ese entorno analógico del interminable “imprime para firmar”; mas bien ahora el documento en forma de PDF hace un tour vertiginoso por múltiples escritorios y sistemas operativos, se aprueba en un mismo día o en pocas horas e incluso minutos, cumple su objetivo exitosamente y finalmente, se archiva en pequeños repositorios digitales de algunos centímetros de ancho y algunos Teras de capacidad, además se respalda cada tarde en la Nube con un sistema automatizado BAAS y se puede buscar con una rapidez impresionante desde cualquier ubicación con acceso a internet, incluso desde el teléfono celular o desde el TV inteligente, por lo que ya no es necesario ingresar a una bodega fría y enorme (que cuesta un ojo de la cara mantener y vigilar) para inventar algún método de búsqueda extrema y acertar dónde puede estar el contenido de nuestro interés, ¿acaso detrás de una resma amarillenta en un sitio cerrado?.
Con la Firma Electrónica, la trazabilidad del documento digital está garantizada, ya que se sabe en todo instante donde está y quién lo tiene.





Fuente:
Comunicaciones
Telconet LATAM
Ecuador

Galería Fotográfica

Síguenos en:

Facebook Telconet LATAM icon-rs-twitter icon-rs-instagram icon-rs-flickr icon-rs-linkedin icon-rs-youtube